English | Español

Elaboración minuciosa y controlada

La bodega, situada en el casco urbano de Villalba de Duero, cuenta con modernas instalaciones de elaboración y control del vino. Su especial estructura está adaptada a la pequeña producción de la empresa, permitiendo un seguimiento personal y directo de nuestros vinos que redundan en la calidad del producto obtenido.

Nuestra vendimia se realiza en el momento que el fruto seleccionado adquiere su óptima maduración, transportando la uva a la bodega tan solo dos horas después de cortar los racimos.

El proceso de fermentación (que no por antiguo deja de sorprender cada cosecha) es controlado para extraer todos los colores y aromas que la uva es capaz de entregar.

En nuestra Sala de Crianza climatizada el vino evoluciona en barricas bordelesas el tiempo preciso para conseguir el redondeo óptimo para cada tipo de vino. Los vinos de crianza corta permanecen en barrica entre cuatro y seis meses, consiguiendo unos vinos con predominio de aromas frutales. Para los crianzas y reservas la permanencia en barrica será de doce meses o más, con otro periodo mínimo de un año en botella.